Sin dudas, una de las mayores preocupaciones como padres, es la seguridad y bienestar de nuestros hijos.

Y si de seguridad hablamos, no podemos olvidar la importancia de que viajen protegidos en el coche, ya sea al hacer grandes distancias, o bien solo un par de cuadras.

Muchas veces, por lo vertiginoso del día, el ir y venir constante, las ocupaciones diarias, hacen que tengamos que lanzarnos a las calles con nuestros niños. Y en ocasiones lo hacemos sin colocarlos correctamente en su butaca o a veces sin siquiera sujetarlos, amparados en que es un viaje realmente corto.

Lo cierto es que el porcentaje de accidentes viales es altísimo, y quienes sufren mayores daños de distintas complejidades y hasta fatales, son los más pequeños.

Por esta razón, creemos oportuno recordarte los dispositivos propios de seguridad con que cuentan los vehículos y los externos en los que deben viajar los niños según su edad y peso.

LOS MÁS ALTOS ESTÁNDARES DE SEGURIDAD

En la actualidad la gran mayoría de los vehículos, están diseñados y fabricados con los más altos estándares en materia de seguridad a todo nivel, y específicamente en lo que respecta a seguridad infantil, apuntan a una mayor protección de estos pequeños pasajeros.

Dentro del vehículo podemos encontrar 2 tipos de anclajes para los Sistemas de Retención Infantil (SRI), uno de ellos es el cinturón de seguridad, que servirá para sujetar la sillita al coche, este anclaje es el menos seguro ya que corremos el riesgo de colocarlo mal y que el SRI quede suelto.

El otro anclaje es el ISOFIX, que es un sistema que cuenta con 3 puntos de sujeción al vehículo, 2 se encuentran en los asientos laterales traseros y un 3er punto que puede ser superior, conocido como Top Tether, que se pasa hacia atrás y se engancha en la parte posterior del asiento; o inferior, que consiste en un pie de apoyo que va de la parte inferior de la butaca al piso, quedado perfectamente inmóvil.

Este último sistema de anclaje es el más seguro dado que todas sus sujeciones van al chasis del vehículo, haciendo que sea muy poco probable que se coloque mal o se suelte.

CADA NIÑO EN SU SISTEMA DE RETENCIÓN INFANTIL (SRI)

Las butacas o mejor conocidas sillitas para el auto, vienen  clasificadas de acuerdo a la edad y el peso del niño que la va usar, siendo lo correcto ir cambiandolas, no solo por desperfectos o roturas, sino cuando el niño ya deba ir en otro SRI para su mayor seguridad.

Los grupos en que se clasifican son:

Lo recomendable es que viajen a contramarcha lo máximo que sea posible, ya que está comprobado que de esta manera se minimizan las consecuencias en caso de accidente.

Y siempre deben ir en los asientos traseros, que un niño viaje en el lugar de copiloto puede ser fatal, ya que si no lo lastima la misma colisión, el impacto del airbag, puede ser lo realmente peligroso.

Manejar por las calles  nunca debe ser subestimado, y menos si llevamos a bordo a los más pequeños de la familia, es en un segundo, que hasta el más cauto de los conductores puede verse envuelto en un accidente vial.

Y es, en ese momento, en que agradecerás haberte tomado 2 minutos más para sujetarlos correctamente a su butaca.

¡Prioricemos siempre la seguridad!